LEMA 2022 Familia Sa-Fa

“…es necesario que los alumnos hagan experiencia de una escuela que cuidade ellos, lo que les permitirá comprender, apreciar y agradecer lo que significa amar y cuidar” 

(Papa Francisco).

JUSTIFICACIÓN 

Con el lema anual de la Provincia Nuestra Señora de la Esperanza, se busca dar fuerza, unidad y motivación para transitar cada año con un sentido, con un desafío que nos impulse a ser cada vez más humanos y sensibles al mundo en el que vivimos. Cada lema nos une como miembros activos de la Sagrada Familia y nos impulsa en nuestras vidas y en nuestras instituciones a abordar temas que sean desafíos para acompañar a crecer a nuestro alumnos. 

Para el 2022 y luego de atravesar dos años tan difíciles marcados por la pandemia y las diversas secuelas que ha dejado en nosotros, en nuestras familias, en nuestras escuelas y en la sociedad, es importante resaltar el valor de la vida y la importancia de su cuidado, la vida en todas sus dimensiones, en este espacio que compartimos llamado “la casa común”.

Lo vivido nos interpela y nos llama a estar más atentos a los más débiles y a cuidarnos unos a otros. Nos invita a estar atentos, acompañar, caminar juntos y dar soluciones a las situaciones que viven nuestros hermanos desde todo punto de vista. Estamos llamados a construir fraternidad desde nuestra cercanía, con gestos de espíritu de cuerpo y de familia. 

El lema que nos acompañará en el 2022 como Familia Sa-Fa, está en sintonía con el caminar sinodal que se inició en octubre de 2021 y culminará en 2023: “Cuidemos juntos la Vida en la “casa común”. 

Todos estamos llamados a cuidar la vida viviendo en fraternidad con nuestros hermanos y con el cosmos. “Esto incluye el cultivo de una identidad común, de una historia que se conserva y se transmite. De esa manera se cuida el mundo y la calidad de vida de los más pobres, con un sentido solidario que es al mismo tiempo conciencia de habitar una casa común que Dios nos ha prestado”, nos dice el Francisco en Laudato Si. Para ello debemos creer en la mística de vivir juntos, buscar juntos, construir juntos, soñar juntos, trabajar juntos. Pensar en nuestros hermanos, caminando con ellos. 

Respaldandose en textos del Papa Francisco Laudato si, Fratelli tutti, y “Amoris Laetitia” alentamos a animar en nuestras comunidades el cuidado de la vida en la casa común.

El 26 de octubre del 2021, en el Primer Foro Internacional Escuela Católica, titulado ‘Una escuela que cuida’, el Papa hizo hincapié en la cultura del cuidado. Señaló la necesidad de encaminar a los alumnos a fin de que “se sientan interpelados por los retos que el mundo les ofrece y los haga sentirse miembros de esa escuela, que además de cuidarlos a ellos los llama a cuidar también de los demás, según su capacidad”. 

En ese sentido: “ayudan los pequeños gestos que vayan creando en los alumnos la certeza de que poniendo cada uno de su parte y trabajando juntos pueden hacer algo positivo para mejorar el planeta y construir un mundo mejor”. El Papa agradeció además “el trabajo de tantos docentes que de forma silenciosa y abnegada colaboran con la misión de enseñar en la Iglesia”. 

Que este lema, te motive a vivir todos los días la invitación que nos hizo el Capítulo General: “Como Familia Sa-Fa sentimos la llamada a cuidar la vida, el medio ambiente y la naturaleza. “Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba» (LS, 1). 

A través del lema 2022 proponemos hacer vida en nuestras comunidades con todo aquello que aún podemos hacer como cristianos desde nuestra vida cotidiana desde cada uno y en conjunto para que podamos juntos dar vida a lo mejor de nuestra humanidad y así repercuta en nuestro hábitat. 

Desde nuestras escuelas, con nuestros educadores, con nuestros alumnos, con las familias, somos responsables de animar y contagiar este camino. Seamos parte de la transformación y animemos juntos el … cuidado de la Vida en la “casa común”

Para cerrar compartimos dos frases del Papa Francisco que entendemos inspiran a ser escuelas que cuidan: “Qué hermoso sería que cada alumno, cada padre, cada profesional que trabaja en el colegio pudiera decir que en su escuela siempre se ha sentido 

cuidado”. “Una escuela que cuida, es una escuela capaz de ser madre, capaz de acoger, sostener y ponerse a la escucha de los alumnos para poder responder así a sus necesidades y ayudarlos en su crecimiento” 

(Papa Francisco)